La Consejería de Transportes ha presentado una publicación que narra el avance desde los antiguos tranvías a los modernos metros ligeros

La Consejería de Transportes ha presentado una publicación que narra el avance desde los antiguos tranvías a los modernos metros ligeros

La Consejería de Transportes e Infraestructuras ha presentado una publicación en la que se narra el avance de los sistemas de transporte en superficie de Madrid en el último siglo y medio desde los antiguos tranvías hasta los modernos metros ligeros implantados en 2007.

El director general de Infraestructuras y consejero delegado de Mintra, Jesús Trabada, y el gerente del Consorcio Regional de Transportes, José Manuel Pradillo, presentaron en pasado 30 de diciembre el libro De los tranvías a los Metros Ligeros en la Comunidad de Madrid, que narra la aparición, el auge y la posterior desaparición de los tranvías que recorrieron Madrid durante un siglo y su reciente recuperación a través de sus herederos del siglo XXI, los metros ligeros.

“La Historia de las ciudades es la historia de sus transportes, el devenir de sus gentes, de su evolución urbana”, destaca la publicación, desde el convencimiento de que conocer la historia de los tranvía ayudará a los lectores a comprender mejor la evolución de su ciudad.

La publicación realiza un recorrido pormenorizado por la historia de este medio de transporte, acompañado de anécdotas y detalles curiosos, e ilustrado con fotografías y planos de las diferentes épocas. De este modo, el libro recoge que la primera línea fue inaugurada el 31 de mayo e 1871 y se denominó “la tram-via de Madrid”. En un primer momento comunicaba la Puerta del Sol y el Barrio de Salamanca y pocos meses después, en octubre, se amplió hasta el barrio de Pozas, actual Argüelles.

Desde entonces y hasta finales de siglo se fue configurando la red básica de tranvías de tracción animal, puesto que la electrificación de los mismos no comenzó hasta 1898 y se fue implantando progresivamente hasta 1906. El éxito de este transporte era tal, que cuando se inauguró la primera línea de Metro, en 1919, que comunicaba Sol y Cuatro Caminos, la demanda anual de viajeros de tranvía era de 188 millones.

A pesar de la alternativa suburbana, la cifra de usuarios del tranvía siguió creciendo, superando los 200 millones de viajeros al año en 1930, por lo que la red de tranvías continuó expandiéndose durante los años siguientes, hasta alcanzar los 188 kilómetros de red en 1956, con 260 millones de viajeros al año.

El último tranvía en 1972
Un paso fundamental fue la unificación de tarifas para todos los transportes en superficie, 40 céntimos por trayecto. Sin embargo, la competencia del Metro y el autobús, y sobre todo la llegada del automóvil, provocaron la desaparición progresiva de las líneas de tranvía a partir de los años 60. Un proceso que concluyó en la madrugada del 1 de junio de 1972, cuando el billete costaba cuatro pesetas y se encerraba en la Estación de Fuencarral el último tranvía que circuló por Madrid.

Desde entonces, las necesidades de movilidad de los ciudadanos no han parado de crecer y han obligado a todas las grandes ciudades del mundo, entre ellas Madrid, a buscar alternativas. Y la herencia del pasado ha sido determinante para encontrar la solución, adaptando las características positivas de los antiguos tranvías a las exigencias actuales y paliando sus deficiencias gracias mediante los avances tecnológicos.

Fuente: Comunidad de Madrid. Imágenes: Galería de Andén 2.

Andén 1

Andén 1

La Asociación de amigos del metro de Madrid Andén 1 nació en septiembre de 2006 y está formada por un grupo de personas interesadas por la historia y la evolución de la red de metro de Madrid en todos sus aspectos: infraestructura, material móvil, servicio, campañas publicitarias… Desde Andén 1 queremos promover el conocimiento de dichos aspectos, otorgando a nuestro metro la importancia que éste se merece. El ferrocarril metropolitano forma parte de la vida de los madrileños desde 1919 y hoy Madrid sería inconcebible sin su metro.